4 mar. 2016

Prototipos II: Personajes de Instagram



Recientemente he hecho una especie de “experimento social”, aparentemente esta frase justifica toda clase de tonterías que le dé la gana de hacer a cualquiera hoy en día pero en fin.

Sucede que haciendo “zapping” por Instagram, encontré muchas cosas que me llamaron la atención y bien podría hacer una especie de “cuadro de estadísticas” en donde pudiéramos encontrar cientos de similitudes y curiosidades en fotos, biografías, hashtags, maneras de actuar o seguir, etc. Al final parecería un post de béisbol, donde Fernando Arreaza nos daría una descripción detallada acerca de cuantas selfies promedio se toma una mujer; o de repente algún community manager sacaría datos que pudiera aplicar para una campaña publicitaria, en fin.
Lo cierto es que en lo personal manejo varias cuentas a la vez, lo cual me permite llegar a diferentes públicos y a la vez, desenvolverme en diferentes “tendencias 2.0” para lo cual puedo resumirlo de la siguiente manera:

No puede ver, pero puede pasar

De cada 10 mujeres, 7 tienen su cuenta privada y dependiendo de cómo sea tu foto de perfil te permiten que las veas o no. Sin embargo, hay mujeres que colocan cuentas privadas y en su biografía colocan su número de Whatsapp o su Pin, lo cual me parece algo bastante absurdo, porque luego las agregas y te preguntan quién eres, cómo conseguiste añadirme, etc. Entonces, hijas mías, dotadas de un cerebro con neuronas (supongo) ¿Para qué colocas tu red social “privada” si vas a poner en tu bio tu número? Si es para tus amigos, puedes darle tu numero por otra vía o de manera privada, es como si dejaras tu casa cerrada pero con la llave pegada a la puerta (del lado de afuera obviamente) o como si salieras a la calle con miedo a que te roben pero usando una franela que diga “Róbame y llévate el vuelto”

Insta Obreros
Puros piropos y likes a publicaciones de mujeres exageradamente hermosas y (también) a niñas menores de edad, otros hombres y hasta animales! Entre sus comentarios más destacados están el "que bella princesa", "mi reina", "que hermosa" y así hasta encontrarse con unos más subidos de tono que ni vale la pena publicar.

Bendecidas y afortunadas
“Nadie sabe cómo” obtuvieron ese viaje al extranjero, “nadie sabe quién” pagó esas cirugías ni ese celular, “nadie sabe de quién” es ese yate, carro, apartamento y/o piscina, “nadie sabe” quien es el padre del hijo que tiene y por lo general va al gimnasio a tomarse fotos, va a dormir y se toma fotos, va a comer y se toma fotos, se va a vestir y se toma fotos y así sucesivamente. Muchas de sus fotos en ropa interior van acompañadas de alguna frase célebre, proverbio o incluso salmos.

Universo Fitness
En Instagram los únicos gordos que se toman fotos sin franela frente al espejo son los que bajaron unos kilos tomando Herbalife o haciendo ejercicio, porque de resto todo el mundo está en la línea, todo el mundo va al gimnasio (a tomarse fotos será), todo el mundo come sano pero todo el mundo comenta y le da likes a las fotos de las hamburguesas de 3 pisos con carne, tocineta y queso cheddar o al video del helado que se derrite al caerle chocolate encima.

#LocosPorLosHashtags
Como estrategia de marketing es bueno el uso de hashtags que ayuden a mantenerte dentro de un rango de tendencias especificas pero cuando se trata de la foto de un atardecer, de un simple atardecer! Para qué el uso de 25 hashtags juntos? Que buscas? Te van a pagar por cada hashtag acaso? Solo haces atraer spam a tu casilla de comentarios, o no se te hace familiar esto: “Hey nice pic, i love you gallery follow me and got a thousands of likes”? Hay gente que incluso responde a esos comentarios. Son bots!

Locos por los filtros
Los filtros son buenos, en algunos casos si la calidad de la imagen no es muy buena, ayudan a que se vea mejor, pero de ahí a que en una foto coloquen hasta 3 y 4 filtros es una exageración, nadie luce así, nadie va a la calle en tono “Nashville+Valencia”, si el Instagram fuese real todos luciríamos como Edward Cullen al sol o como las personas que viven en el Capitolio en Los Juegos del Hambre. Hija, acepta que no eres de piel de porcelana.

En realidad hay muchos más, pero la lista sería interminable, como la gente que no promociona sino que todo lo vende, los que les dan likes a sus propias fotos, las bios donde dicen desde su nacionalidad hasta el signo del zodíaco, el que todo lo que compra lo postea y la clásica de la misma foto con unas semanas de diferencia pero con diferentes filtros. En fin, las redes sociales son para eso, para compartir, socializar, promocionar y muchas cosas más, pero depende de cada quien darle un uso más responsable porque al final, tus redes sociales van narrando tu vida.
Se ha producido un error en este gadget.