19 jun. 2012

Las segundas oportunidades





Nunca he sido partidario de las segundas oportunidades al menos en términos de pareja, aunque sí, lo hice un par de veces y creo que aprendí mi lección. Por lo general siempre he pensado que cuando un amor o una relación se acaba pues, se acaba. No es necesario volver a atrás, desde el momento en que se termina comienza a convertirse en tu pasado; es cierto que donde hubo fuego cenizas quedan, que existen las reconciliaciones (Unas eternas y otras pasajeras por cierto) pero una cosa son las razones o los motivos externos por los cuales terminó la relación y otra muy distinta es el gusto, la atracción, así sea física solamente; de hecho creo que es más fácil amar a quien se odia que odiar a quien se ama.

Existen excepciones y lo sé, de repente para que una relación funcione hace falta que terminen primero, de hecho a muchos les ha funcionado mejor una segunda oportunidad que la primera, en eso puedo insertar el dicho que dice que “el tiempo de Dios es perfecto” y ha de ser por eso que en su momento no resultó la cosa sino más adelante, pero nadie puede garantizarnos que vaya a funcionar.

Más allá de todo eso, no considero factible tener que esperar a una segunda oportunidad con alguien para poder ser feliz pues nuestra felicidad depende (y tiene que depender) de nosotros mismos, no de otra persona y si creemos que dependemos de otra persona para ser felices pues nunca podremos superar el hecho de que en algún momento de la vida esa persona no va a estar con nosotros el día que le toque partir para siempre y nunca vamos a ser felices de verdad.

¿Es posible enamorarse? Sí, sí lo es, nadie está exento de ello. Sin importar religión, raza, sexo o ideología, todos somos capaces de enamorarnos de la manera que sea. ¿Es posible volver a enamorarse? También creo que es posible volver a enamorarse, pero ahí depende más que todo de nosotros mismos, por lo general las decepciones amorosas crean en nosotros cierto rechazo al hecho de volverse a abrir sentimentalmente con alguien y es así como dejamos pasar oportunidades con los ojos vendados. Ahora, ¿ustedes consideran que sea posible “reenamorarse”?

En lo personal no creo que sea posible, aunque depende como haya terminado la relación también influye pero soy de las personas orgullosas y de esos que han creado una coraza para esconder sus sentimientos así que mi opinión puede estar un poco parcializada por esos elementos. Por último quiero dejarles dos frases, la primera la leí y fue lo que me inspiró a escribir esta entrada y la segunda es la conclusión propia que me hice luego de escribir este post y leerlo:

“No te enamores dos veces de la misma persona porque la segunda vez sólo te enamorarás de los recuerdos”

“Mientras más herido te deje un amor más difícil se te hará encontrar otro”


Se ha producido un error en este gadget.