14 sept. 2010

Hoy Renuncio...

Tal día como hoy, 14/09/2010 es el único día donde me permitía ser felíz el día que te conocí, las veces que lo compartíamos, las veces que estuvimos distantes, las veces que lo celebramos tarde, o sencillamente las veces que nunca lo celebramos.
Este era el único día de mi vida donde yo me permitía despecho, vivir recordando cosas, vivencias, incluso creerme el cuento que los sueños que una vez trazamos iban a cumplirse, pero al final la vida es “injusta” para unos, y bastante justa para otros, pues para mí la vida es tantas cosas a la vez que sea como sea se trata de caerse y saber/querer/poder levantarse y no solo eso, sino SEGUIR ADELANTE.
Y como de despechos y nostalgias no se vive y tampoco se avanza pues hoy… el mismo día donde todo empezó digo que RENUNCIO!

Hoy Renuncio a pensarte cada vez que el calendario marque este día y a recordar lo que una vez existió a partir de este día.
Hoy Renuncio a esos despechos, depres y nostalgias que trae este día desde hace unos años.
Hoy Renuncio a esos planes que una vez hicimos “juntos”.
Hoy Renuncio a los sueños que pude tener en relación contigo.
Hoy Renuncio al cariño guardado, a la “amistad” que tenemos, si! Esa amistad sin saludos, sin despedidas, sin Feliz Año nuevo, sin Felíz Cumpleaños, sin Felicidades por el éxito logrado.
Y definitivamente Hoy Renuncio al recuerdo y al sentimiento de haberme enamorado de ti.

2 sept. 2010

Para todos los Caraquistas!

Celebrando el 17mo título.

Para todo aquel que se considere fanático de el equipo más ganador del beisbol nacional venezolano: Los Leones Del Caracas!

Recuerdo aquel año de 1994 cuando veía con mi familia la final Caracas vs Zulia, para ese entonces tenía yo 7 años de edad cuando por primera vez celebraba un campeonato de mi equipo, desde entonces vinieron muchos partidos, muchas hazañas, jugadores, finales, pero recuerdo aquella que el Magallanes ganó por barrida ante los Leones…!

Mi sueño de ver esa final se había cumplido, solo que no la ganamos…

Luego vino la temporada 2004-2005 y recuerdo como lloré cuando los Tigres nos ganaron en Maracay, ese ponche de Abreu, recuerdo a los pasteleros magallaneros celebrar un triunfo ajeno frente a mi casa, las llamadas con la burladera, etc. Al año siguiente fuimos campeones contra los Tigres, y ganamos la Serie del Caribe invictos, pero en esa oportunidad no pude celebrar pues me toco ver las dos finales solo en la residencia donde vivía pues estaba estudiando.
La historia contra los Tigres se repitió en la 2008-2009 recuerdo ese jonrón de Guzmán y Melián que anticipaban un 17mo campeonato, recuerdo el universitario a reventar y otra vez me toco llorar pues perdimos los 2 juegos que quedaban.

Para todo el que conoce el beisbol venezolano sea del equipo que sea, sabe que un partido, tan solo un partido entre Caracas y Magallanes es suficiente para detener al país, es suficiente para aplazar cualquier evento, cita, compromiso, lo que sea!
Es que son juegos donde hay entrega, pasión, orgullo, y además hay algo que en ningún estadio de calidad de grandes ligas tiene: La Afición.

Lo que nos diferencia del resto es que nosotros más que una afición somos como una familia, cada quien se entrega totalmente a su equipo, cada triunfo, cada juego, cada derrota, la vivimos ahí ahí con el equipo; por ejemplo yo soy de los que si no transmiten el juego por tv lo escucho e igual celebro cada logro y también sufro con cada derrota.
De eso se trata, de que vivimos tanto esa pasión que hasta a veces nos olvidamos de muchas cosas, hay quienes pasan la línea del respeto y llevan las cosas a otro nivel, lo cual no es la intención.

Sin embargo, como estoy acostumbrado a decir: “la vida siempre te dará la oportunidad de reivindicarte” sin embargo, sucedió, mi sueño de tener la oportunidad de vivir una final Caracas – Magallanes se cumplió.

Para todo el que sea caraquista y se considere un verdadero león tiene que estar consciente que lo sucedido en la final pasada fue algo que trascendió más allá de lo normal. ¿A quién no le echaron vaina con el primer juego y las 9 arepas? ¿Cuántos no perdieron una apuesta? Yo por ejemplo tuve que calarme la bulla de los vecinos (en su mayoría magallaneros) justo al frente de mi casa con comentarios como “pásame la reina pepeada, ¿o la quieres peluíta? Ahora es que hay arepas de león aquí!”

Y es que la cosa se veía cuesta arriba, con esa victoria de ellos en Valencia, luego la otra pero la serie retornaba a Caracas y allí estábamos nosotros, desde las casas, desde el estadio, las plazas, desde cualquier lugar del país apoyando a nuestros jugadores. Me acuerdo cuando se cantó el Himno Nacional y la piel se me puso de gallina, también recuerdo a Orber Moreno totalmente inspirado en nombre de su señora madre Libertad Q.E.P.D, cosa que transmitió a todo el equipo y sacamos la casta, ganamos ese partido!

Siempre he dicho que hay eventos que en un segundo cambian por completo el curso de los hechos, por ejemplo al Barcelona, en ese partido de Champions League contra el Chelsea, ese gol de Iniesta marcó el cambio del rumbo, marcó la inspiración de su equipo; le pasó a los Red Sox en 2006 cuando entre David Ortiz y Manny Ramirez guiaron al equipo a ser campeones luego de varias décadas sin saborear el triunfo de un campeonato, esos momentos como los que vivió Lance Amstrong quien luego de superar el cáncer ganó el Tour de France, o como cuando Jordan llevo a los Chicago Bulls a ganar en la NBA. Esos momentos como cuando Jackson Melián y Gregor Blanco voltearon la pizarra ante el pitcheo cerrador del Magallanes apoyados en K-Rod y Jean Machí, ese día yo estaba seguro que íbamos a quedar campeones porque por mucho bateo que tuvieran ellos y por más que fallaba el pitcheo abridor de nosotros teníamos la inspiración, se había encendido la chispa ganadora.

Y fue así como el 29 de Enero del 2010 esa noche en Valencia los Leones del Caracas cumplieron mi sueño y estoy seguro que el de muchos caraquistas, ser campeones, ser campeones frente a nuestro eterno rival, ser campeones en su casa y con sus estrellas!
Esa noche ya yo estaba afónico apenas en el 5to inning y recuerdo ese último out de Celestino López a Guzmán y las lágrimas que salieron de mis ojos de la emoción, fue llegar a un climax, esta vez sí pude celebrar! luego de sufrir par de blanqueos, uno en casa, yo celebre esa victoria hasta el otro día, y al otro día volví a celebrar, y cada 29 de cada mes recuerdo esa victoria, las calles desbordadas de gente compartiendo y celebrando que nuestro equipo una vez más demostró por qué es grande!

La temporada aun no comienza, quedan apenas unas 5 semanas para que dé inicio y quizás para muchos este post esté fuera de onda pero yo estoy tan orgulloso de mi equipo que soy caraquista todo el año!

QUE VIVAN LOS LEONES DEL CARACAS!
Se ha producido un error en este gadget.